La historia detrás de la tumba de las «Adrianitas», la más visitada de Copiapó

Es uno de los íconos del Cementerio Municipal de Copiapó. En la siguiente nota repasamos algunas de las versiones que se esconden tras «Las Adrianitas».

Por Cristian Abello

Se le atribuyen una serie de milagros, sus trágicas muertes tienen variadas versiones.

El visitante del Cementerio Municipal de Copiapó no queda indiferente una de las tumbas más visitas y que está atiborrada de placas en agradecimiento de favores concebidos.  De inmediato la pregunta surge:

¿Cuál es la historia detrás de esta popular tumba?

Según Roberto Vergara, director y guía de la empresa Copayapu Travel, existen varias versiones de la trágica muerte de Adriana Álvarez y Adriana Quinteros. La primera de ellas señala que se dedicaban a la prostitución en los años 50 y una esposa despechada que supo que su marido gastaba grandes sumas de dinero, mandó un sicario a asesinar a las trabajadoras sexuales.

La otra versión señala que las Adrianitas, como se les conoce, fueron contratadas para realizar un servicio especial a trabajadores de la mina Carrera Pinto, donde al ver la cantidad de hombres y donde la mayoría se encontraban en estado de ebriedad, decidieron no cumplir con el trabajo, lo que habría provocado la ira de los mineros, quienes ultrajaron a las bellas mujeres.

Ambas tumbas, fueron enterradas en sectores diferentes del campo santo, pero cada amanecer, una estaba al lado de la otra, lo cual provocó el enojo de los trabajadores del cementerio que culpaban a las compañeras de trabajo de las difuntas por este fenómeno.

Al enterarse de esto, las otras integrantes de la casa de remolienda, decidieron reunir dinero para cumplir con el deseo de que las enterrarán juntas, fue allí en ese momento que las mujeres elevaron las plegarias y los primeros favores fueron concedidos, fue así como comenzó hacerse conocidas estas mujeres como milagrosas y empezaron a llegar más trabajadoras nocturnas como también público general para realizar sus peticiones.

“Gracias Adrianitas por haber alentado mi nietecito”, dice una placa con las iniciales J.H. “Gracias Adrianitas por el favor que me diste al sacar el curso de 1° y 2° medios”, escribió Margarita Orellana en una camiseta de Colo Colo con fecha 07 de enero del 2018, son solo parte de los objetos y regalos que tiene la tumbas de las “Adrianitas” y que también tiene una serie de objetos como corbatas de colegios, delantales, muñecas, juguetes, etc. Donde se le atribuyen una serie de milagros y favores y que a pesar de que han pasado medio siglo de su fallecimiento, el fervor y devoción sigue permanente en el tiempo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *