La extraña polémica que enfrenta a poetas de Copiapó y San Bernardo por el escritor Romeo Murga

La extraña polémica que enfrenta a poetas de Copiapó y San Bernardo por el escritor Romeo Murga

Durante las últimas semanas se han sucedido una tras otra publicaciones en redes sociales donde autores de Copiapó y de San Bernardo se dan con todo disputándose la pertenencia del escritor copiapino Romeo Murga.

Una disputa que parecía no tener ni pies ni cabeza, pero que inesperadamente derivó en un acto homenaje en San Bernardo donde fue invitado el ganador del Premio Romeo Murga de la UDA, quien viajó para leer poesía en el Cementerio Parroquial de San Bernardo. A continuación te contamos esta historia y sus personajes. 

La polémica se inició cuando el poeta san bernardino Patricio Fernández cambió su foto de perfil de Facebook a una imagen del fallecido Murga, desatando toda una serie de mofas y provocaciones por parte de los atacameños quienes aducían una “apropiación del autor por parte de la comuna metropolitana”.

Esto generó toda un vendaval de dimes y diretes. Sobre todo de los escritores que forman parte de Literror. Polémica que tomó más revuelo cuando Fernández organizó un homenaje al difunto autor, llevando para ello a Gabriel Ocaranza, reciente ganador del primer concurso Literario Romeo Murga de la UDA quien viajó para compartir junto a otros escritores y escritoras de San Bernardo con una noche de poesía en un bar de la comuna, y posteriormente lecturas literarias en el Cementerio Parroquial de San Bernardo.

Patricio Fernández efectuó una intervención poética en la tumba de Murga dejando unas flores que previamente fueron “cargadas” con las energías de una velada de bohemia y poesía.

 

Lo cierto es que Murga, quien murió de tuberculosis a los 21 años, está enterrado en San Bernardo de manera circunstancial. Lo que sucedió fue que estando aquejado de dicha enfermedad se lo llevó a esta localidad para ser atendido en el hospital especializado. Allí falleció tempranamente y su cuerpo fue inhumado en esa ciudad.

En San Bernardo se han realizado variadas actividades de homenaje a este poeta que fue amigo de Pablo Neruda y a quien también homenajeó Nicanor Parra que lo destacó como “el poeta desconocido” en uno de sus famosos artefactos.

La visita de Gabriel Ocaranza fue tomada como un desaire por algunos autores regionales, ya que participó de lecturas y tertulias bohemias a expensas de Murga.

Distintas posiciones sobre Murga y Atacama

“Los autores atacameños más importantes han emigrado o han tenido una relación somera con la región. Actualmente el autor de más renombre a nivel nacional que tenemos enterrado en la región es Jotabeche. Otras ciudades se apropian de autores de Copiapó, como Valparaíso con Rosario Orrego o Antofagasta con Salvador Reyes. Claramente en San Bernardo están quedándose con parte del patrimonio biológico-poético de nuestra región”, señala David Ortiz, escritor parte de la organización de Literror e integrante de este medio de comunicación.

Esta reflexión hizo que el poeta Víctor Munita Fritis tomara cartas en el asunto apoyando la idea de recuperar el cuerpo de Murga, contactándose para ello con abogados que puedan levantar acciones legales que permitan “repatriar” a este prócer de la literatura copiapina. El elegido fue el poeta y jurista Nicolás Puelles.

Munita además ha interpelado públicamente a Fernández a través de redes sociales, enfrascándose en una polémica epistolar digital. Incluso hubo ataques cruzados, donde en otras cosas, salió al ruedo la banda donde Patricio Fenández participa de frontman y declamador de poesía, la agrupación “Los de Bremen”.

Consultado por el tema el poeta Fernández señaló sobre la organización del homenaje que: “Existió un tiempo el premio Romeo Murga acá en la comuna y supe que el Poeta San Bernardino René Silva Catalán junto a Victor Munita, visitaron la supuesta tumba del poeta. Aquél es el último antecedente que manejaba hasta el día del homenaje que se rindió al poeta y que comenzó en el Cementerio Parroquial de San Bernardo y finalizó en el Atelier, Bar-Retaurant, donde se realiza la “Cantina de Los Penitentes”. Al Cementerio me acompañaron Mónica Montero y Gabriel Miranda ( poetas San Bernardinos) y Gabriel Ocaranza ( Poeta de Copiapó). Al llegar y ver el estado actual de la tumba del poeta, fue decepcionante y vergonzoso”, una problemática que quedó en evidencia.

Sobre las reacciones de Víctor Munita en fb, el poeta Fernández dijo sin tapujos que “Es un buscapleitos que pierde su tiempo, porque  ni aunque costee con las rupias que se obtienen de todos los Literrores del Mundo y contrate al mejor Estudio Jurídico, no logrará obtener ni el estribo de Murga. Debe estar creando toda esta chimuchina, porque se le acabó la creatividad literaria. Que se dedique a escribir, eso lo hace mucho mejor”.

Pero la cosa no quedó en eso.

Consultado por Tierra Culta, Munita explicó que “Me imagino que el  poeta Fernández y sus amiguitxs deben tener  alguna filia por los cadáveres de poetas y narradores de provincia… No quiero imaginar, que luego se intente dar muerte “casual” a Gabriel Ocaranza y dejarlo en San Bernardo, espero que con  nuestro joven y motudo poeta no se metan, me preocupa, lo defenderé. He llegado a soñar que sacan el cadáver  de Jotabeche,  Neruda, Octavio Chañarales o Jorge Teillier….que raptan al frágil Gabriel. Que se queden con René Silva Catalán,  con Mónica Montero y otros…que bien saben dar lustre a la comuna de San Bernardo a no ser que estén apoyando al abogado o poeta Patricio Fernández”.

Mientras en facebook las discusiones aumentaron, incluso Fernández descubrió que en Copiapó una calle agregó una S a la identidad del poeta. “Romeo Murgas”, aparece en google street. Esta calle se cruza con Salvador Reyes, en la Población Cartavío de la capital atacameña.

Lo cierto es que sí existen algunas menciones al poeta en Copiapó, lo principal: El Premio Romeo Murga de la Universidad de Atacama y el Salón Romeo Murga de la Seremi de Educación de Atacama.

Ni en Copiapó ni en San Bernardo, era de Quillota 

Una polémica que finalmente resultó ser una tontería, ya que el cuerpo de Romeo Murga no estaba allá, sino que está en Quillota.

“le pedí disculpas a Gabriel Ocaranza, pero aún así el homenaje estuvo cargado de compromisos y de misterios, porque Gabriel Miranda, conocedor de la historia de Romeo Murga, contó que el año 1960, el Presidente del Ateneo de San Bernardo, buscando la tumba del poeta para ponerle una placa que lo recuerde, se llevó la gran sorpresa que Berta Murga se llevó sus restos mortales y los enterró en otro Cementerio . Aún así, en dicho lugar existe una placa que recuerda a Romeo Murga.  Se dice que el poeta San Bernardino está en Quillota, descansando. Eso lo tendré que inspeccionar personalmente. Preparo un viaje para la primera semana de Mayo a la ciudad de Quillota”, explicó Patricio Fernández, quien añadió que “a raíz de este suceso y otros que han ocurrido, la Poeta Mónica Montero hará una nueva romería al Cementerio Parroquial de San Bernardo, para limpiar la supuesta última morada del poeta y perfumarla con lindas “coronas de caridad nomeolvides”.

A final de cuentas la polémica terminó efectivamente sin pies ni cabeza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*