¿Qué pasó con el caso de Nelson Quichillao? el trabajador asesinado por carabineros en El Salvador

Fotografía destacada: Prensa OPAL Chile

Uno de los casos más bullados de represión de los últimos tiempos en Atacama fue la represión a la movilización de los trabajadores del cobre el año 2015. Esto por la muerte de Nelson Quichillao, un trabajador que recibió balas de parte de las Fuerzas Especiales de Carabineros, mientras era parte de las protestas nocturnas de esa movilización. ¿Qué fue del caso y por qué tiene un mural en Diego de Almagro? Te lo contamos en la siguiente nota. 

El 24 de julio de 2015 la Confederación de Trabajadores del Cobre llamó a una movilización general de todos sus afilados que paralizó una gran cantidad de faenas a nivel nacional. Entre ellas la División CODELCO Salvador, ubicada en la comuna de Diego de Almagro.

Las razones de la movilización tenían que ver con reivindicaciones de los trabajadores subcontratados, quienes reciben en muchos casos peor paga por igual trabajo que uno de las empresas mandantes.

Fue en este contexto que varios sindicatos, entre ellos el de Geovita, bloquearon los accesos a El Salvador, paralizando completamente la faena de esta división minera el 23 de julio de ese año.

El bloqueo se mantuvo toda la noche, entre el fuego de barricadas le hicieron frente al frío cordillerano. Mientras, un gran contingente de carabineros se preparaba para llegar a disolver la protesta. Efectivos venidos desde Santiago y Valparaíso, como lo consigna The Clinic en un reportaje, llegaron por  aire a reforzar a los efectivos de FF.EE. de Atacama. 

Fue a las 06:20 de la mañana cuando la policía actuó con una lluvia de gases lacrimógenos contra los trabajadores que rápidamente respondieron al ataque generándose un encontrón entre ambos. Los mineros contaban con tres socos que usaron como barreras, impidiendo el avance de los uniformados.

Luego de horas de confrontación Carabineros comenzó a dar tiros, según testigos. Fue allí cuando Nelson Quichillao cayó herido en la ingle. Se llamó a una ambulancia que trasladó al trabajador hasta la Clínica San Lorenzo. Allí, el trabajador oriundo de La Unión y descendiente mapuche, murió por la gravedad de la herida en su arteria femoral.

¿Justicia?

Luego del asesinato, la Fiscalía inició una investigación y el caso fue presentado en organismos internacionales. De hecho la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) destacó como uno de los hechos más graves a nivel latinoamericano la muerte del trabajador chileno, en el ítem «Protesta Social» del informe del 2015.

Ese mismo año se presentó una querella contra quienes resultaran responsables por la muerte del manifestante, acción interpuesta por el Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Este hecho ocurrido durante la administración regional de Miguel Vargas fue condenado por centenares de organizaciones sociales. Incluso el plantel campeón del 2015, Cobresal, mostró un lienzo en apoyo a la causa de Quichillao.

El cuadro de Cobresal solidarizó con Quichillao y los trabajadores de El Salvador. Foto: Club de Deportes Cobresal – El sitio del Hincha Minero

Pese a los numerosos testimonios, Fiscalía inició una investigación de dos años solicitando diligencias a la PDI, quienes fueron apoyados por personal del FBI de Estados Unidos y concluyendo que «no lograron ser determinantes para formular una acusación que llevara a desarrollar una persecución de carácter penal frente a lo ocurrido», como declaró la vocera de la fiscalía regional Rebeca Varas.

Esto hizo que Fiscalía decidiera no perseverar en la investigación. Como se indica en la versión oficial de Fiscalía: «Las conclusiones de los informes establecieron que el origen del disparo del imputado se realizó a una distancia aproximada de cinco metros hacia la maquinaria pesada conocida como Scoop, justo en el instante en que ésta era guiada de manera directa y decidida en dirección al lugar en que se encontraba el contingente de Carabineros conteniendo las manifestaciones de los trabajadores. Proyectil que rebotó en la estructura metálica de la maquinaría, para luego herir al trabajador fallecido quien se encontraba a una distancia aproximada de 70 metros».

En otras palabras, se sabe que la bala tuvo su origen en Carabineros, pero no se determinaron responsables individuales.  Sin embargo, se acusa directamente a un funcionario policial llamado Marco Guerrero como señala en su sitio oficial la Confederación de Trabajadores del Cobre. Un efectivo acusado de estar involucrado en una golpiza a un estudiante de la Universidad Federico Santa María.

Memorial

Actualmente se mantiene un mural camino a El Salvador, comuna de Diego de Almagro, que recuerda a Nelson Quichillao López. Un memorial que en su inauguración contó con bandas como Sol y Lluvia.

Paradójicamente, fue inaugurado por autoridades pertenecientes a la coalición de gobierno de ese momento.

[Actualización] Corte Interamericana de Derechos Humanos

En la última semana de septiembre la CPC y la familia de Quichillao presentaron una demanda contra el Estado de Chile en la Corte Interamericana de Derechos Humanos acusando una investigación insuficiente en el caso.

Esta instancia internacional es una de las últimas luces de justicia en esta caso, al acabarse las instancias nacionales.