Mantegamos las ciclovías, si algo entorpece el tráfico en la ciudad son los estacionamientos en las calles

En la siguiente columna se revisan algunos alcances de las ciclovías y la petición de revisar la ruta que está en la calle Chacabuco por parte del gremio de los colectiveros. Hoy las ciclovías representan un beneficio a una parte importante de la población, mientras que los espacios utilizados como estacionamientos en algunas vías que son rutas de colectivos, entorpecen el traslado de quienes deben usar el transporte público. Calles de dos vías son reducidas a una: Atacama y O’Higgins principalmente.  Entonces queda la pregunta, de si realmente tiene sentido la “evaluación” de las ciclovías solicitada hace algunas semanas y cuáles son los beneficios que estas entregan. 

Por David Ortiz

Hace un par de semanas se conoció el anuncio de una “evaluación” de la ciclovía que va por la calle Chacabuco. Una situación que me parece es un claro retroceso en los esfuerzos por dejar atrás el uso de los automóviles y dar facilidades a un medio que cada vez es más popular: la bicicleta. No solo porque tiene múltiples ventajas como disminuir la contaminación ambiental y mejorar salud de sus usuarios, sino porque ayuda a ahorrarse el pasaje, que más encima va a subir. En tanto una ventaja a la comunidad lo es a la economía personal y familiar.

“Se hace necesario evaluar cómo ha respondido la red”, dijo el seremi del MINVU Antonio Pardo, mientras que el seremi de transportes, Vittorio Ghiglino señaló que “ha habido bastantes reclamos de los gremios” y añadió que “Las ciudades son dinámicas, por lo tanto, es necesario evaluar permanentemente las intervenciones en ellas”. Estas declaraciones fueron hechas al Diario Atacama hace un par de sábados por ambas autoridades.

Sobre este tema puntual de la ciclovía, si bien es verdad que los ciclistas debemos sortear algunos puntos críticos en el sector de Chacabuco, lo que le convierte en una de las más incómodas, ya que debemos enfrentarnos a los buses de dos pisos que giran a la izquierda en Chañarcillo y donde además debemos tratar de esquivar a los cientos de peatones que a toda hora atochan las veredas entre Atacama y Copayapu; no por ello se debe eliminar. No. El uso de la ciclovía es bastante considerable y debería mejorar una vez que se tenga el nuevo terminal rodoviario que lleva décadas esperando ser construido y que cuando esté listo eliminará a los buses que giran en este sector, haciendo mucho más amigable el tránsito en bici.

Es mucha la gente que se moviliza en bicicleta, no solo las personas que tienen el rollo “eco friendly” o que tratan de transformar el traslado dentro de la ciudad para hacer trámites o trabajo en ejercicio físico, sino también para un amplio sector de la población que no tiene los medios para destinar tanto dinero en transporte (uno de los elementos que determina el empobrecimiento de la población) y que ha convertido a la ciudad de Copiapó en una de las que tiene mayor número de viajes en bicicleta en Chile. Con mayor razón es útil ahora que el pasaje en taxi colectivo costará 700 pesos ¡Ir y volver costará casi 2 Euros! Lo pongo en euros porque no tenemos precisamente la calidad de vida de un país europeo para que nos cobren tan caro.

Mal uso que se da a la ciclovía en Colipí, afectado principalmente por el tráfico de ingresos y egresos al Hotel Atacama Suites y el Hotel Ibbis. Foto: Pedalea Atacama.

No por nada este sábado 3 de noviembre en El Mercurio aparecen las mismas autoridades refiriéndose a los beneficios de las ciclovías, que afortunadamente serán extendidas hasta completar los 68 kilómetros. Una cifra no menor y que hará aumentar la cantidad de viajes en bicicleta que hacen de Copiapó la tercera del país en cuanto a kilómetros dispuestos para este tipo de vehículo y una con los mayores porcentajes de ciclistas. Según encuestas del propio MINVU, los viajes en bici alcanzan un 7% del total que se realizan en la capital regional, muy por sobre la media nacional que es del 5% y a un punto del promedio mundial de un 8%.

Por otro lado, la propuesta de mover los colectivos hacia Chacabuco mermará el sector de la plaza. ¿En qué sentido? en que con un menor tráfico vehicular es mucho más agradable el uso cotidiano de uno de los lugares que hace “respirar” el apretado centro histórico de Copiapó. Sin dudas que ayuda a la calidad de vida tener un sector con árboles y un poco menos de ruido dentro de la ciudad.

Me sorprende que los colectiveros que pasan por Maipú pidan esto, acusando a la ciclovía de obstruir uno de los ejes transversales de la ciudad, y que los colectiveros de las numerosas líneas que pasan por Atacama no se hagan parte de oponerse una obstrucción mucho mayor que se da allí, la cual es uno de los ejes longitudinales y que tiene una corrida de estacionamientos completa desde la Alameda hasta Yerbas Buenas, que resentida el tráfico de miles de personas cada día, que deben trasladarse en colectivo desde la parte baja de la ciudad. Una calle de dos vías que debiese funcionar similar a la calle Rodríguez (que es muy expedita), se ve reducida a una sola vía, ralentizando el traslado de las personas que deben movilizarse en colectivo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *