Organizaciones y comunidades del Valle del Huasco se reúnen con INDH para manifestar preocupación por sondajes mineros

El miércoles 22 de mayo el Instituto de Derechos Humanos (INDH) visitó el Valle del Huasco preocupados por la situación  de conflicto entre la comunidad local y el proyecto minero Nueva Unión.

Situación que ha hecho que diversas agrupaciones se manifiesten contrarias a instalaciones propias del funcionamiento de este proyecto, lo cual ha llevado a que se realicen diversas manifestaciones en el último mes. 

Fue en una reunión en el Salón de los Concejales en Freirina que se extendió por casi 4 horas, donde 60 personas que representan a distintas comunidades y agrupaciones del Valle del Huasco se reunieron con Carlos Bielli, Jefe de INDH Región de Atacama y su equipo, quienes escucharon atentamente todas las aristas de la problemática así como a los distintos actores del territorio que están organizados y movilizados por la situación.

Las exposiciones fueron abiertas por los agricultores, quienes expusieron los riesgos que significan para la agricultura y también para la vida misma, la posible concreción de un concentradutco con metales pesados y agua contaminada  que atraviese el río Huasco , en este caso a 24 metros bajo el lecho del río.

Luego vino el turno de la Coordinadora por la Vida del Valle del Huasco, que aglutina a organizaciones e individualidades que trabajan en la defensa de la vida del Valle. Iniciaron su exposición recordando el contexto en que se vive este nuevo conflicto, “Este es un territorio altamente amenazado y que el Estado a designado como zona de sacrificio, y queremos dejar claro que no es sólo Huasco, sino todo un valle el que está siendo zona de sacrificio”, fue así como hicieron un recuento de todos los conflictos socioambientales vividos en la zona como Agrosuper, Pascua Lama, Guacolda y CAP, entre otros.

Más tarde fue el turno de la Unión Comunal de Freirina, quien también presentó una posición contraria ante el concetraducto y que se detuvo en las graves implicancias sociales que esto podría traer así como las que el conflicto en sí mismo está trayendo. Se hizo memoria de lo fundamental que es el río para la vida social de la comunidad, la vida digna, la salud mental, el derecho al esparcimiento y por supuesto a la salud y a la vida. Y se tocó muy sentidamente un tema que requiere mucho cuidado: el amedrentamiento a quienes están defendiendo el río. Cabe destacar la destrucción por desconocidos  de un inmenso letrero que se confeccionó y ubico en una propiedad privada, la presencia policial ante actividades pacificas como recolección de basura del río y la persecución de dirigentes, con controles de identidad por sospecha ante no estar haciendo ningún acto delictual, la persecución de supuestos policías de civil  que vendrían de Copiapó, entre otros.

Tras la reunión el  INDH  se comprometió estudiar más el caso y monitorear de cerca los sucesos así como velar para que el estado de respuestas a nuestra denuncias, destacando que los hechos son de relevancia en un territorio efectivamente sensible antes estas problemáticas.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *