¿Cuál es la importancia del Medio Ambiente? Elevemos y ampliemos esta pregunta

¿Cuál es la relevancia del medioambiente? Es una pregunta que para algunas personas pasa volando y para otras pesa a diario. No obstante, más allá de las necesarias reflexiones de índole individual, se hace necesario aumentar la escala de la pregunta.

Por Andrea Opazo 

No es desconocido que en las diferentes regiones del país los conflictos socioambientales han abundado (y esto haciendo una apreciación enfocada solo a nivel nacional). Así, yendo exageradamente lejos, en el Registro de Conflictos Ambientales del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), datan del año 1995 situaciones que sonarán para los oriundos conocidas e, incluso, contingentes: la contaminación atmosférica en Tierra Amarilla y la operación de plantas mineras en el río Copiapó.

En el caso de la región de Atacama, ubicada en pleno desierto florido, bordeada por cordillera y litoral, llama la atención la fuerte presencia del descuido. La histórica San Francisco de la “Selva” ha sido víctima del cambio climático y de la fuerza antropogénica, principalmente, de la industria agrícola y minera.

Es cosa de poner atención a los relatos de nuestros familiares de mayor edad, que comúnmente menciona la presencia preciosa de frondosa vegetación donde ahora habita el polvo, un río en el que se bañaron constantemente para capear el calor del verano, la fauna resguardada entre la flora que se alimentó de ese caudal muerto por años, etc.

Ahora, ese río que habíamos dado por perdido ha vuelto luego de un violento aluvión, y hago hincapié en esto porque solo violentamente pudo recuperar su caudal perdido. Francisca Skoknic en su artículo de título “Se muere el río Copiapó (I): Consumo humano, agrícola y minero están en riesgo”, señala ya a 2009 que la mortis causa son primordialmente las manos humanas, tanto aquellas que firmaban autorizando permisos para el uso de las aguas como aquellas que las solicitaban y utilizaban sin cuartel o con formas ineficaces de explotación.

La vuelta de las aguas es un cuento que amenaza con ser corto, así es como los días en que se ve un fluir famélico hilo de agua ponen nerviosos a todos aquellos quienes pasan o pasean cerca de la rivera, llevándose el tema a la mesa o, más modernamente, mandándose fotografías del río por Whatsapp. Para la comunidad es un tema, y no es para menos. La condena que han debido de soportar sin el río duró aproximadamente 17 años y el precio a pagar fue alto, pues las lluvias del año 2015 arrastraron personas, construcciones y una forma de vida que olvidó cualquier resguardo ante lluvias del calibre que se dieron.

Asimismo, esta situación escasamente esbozada, es una de las tantas que vivimos. En Chile, hace muy poco, hemos visto los vientos bailar de formas extrañas, lluvias copiosas, sequías sin final fijo, etc. Más concretamente, tenemos casos que han resonado el último tiempo, por ejemplo, lo que ocurre en Quinteros, Puchuncaví y Ventana, o el caso de Andes LNG, o el hecho de que se encuentren sustancias dañinas en el agua, el caso Dominga, o…

La frase de  acecha “No es lo mismo que la naturaleza pero se le parece, y se hace aceptable por sus ventajas económicas”. El resguardo del medio es uno de los desafíos que tendríamos que tener más presentes, porque sin medioambiente habitable difícilmente existiremos. No es necesario ahondar en complejos argumentos, pero por algún motivo no lo estamos abordando con la velocidad que requiere, tanto nosotros como ciudadanos individuales como aquellos que están a cargo de elaborar y ejecutar políticas públicas y leyes.

Resuenan la reforma al Código de Aguas, la creación de una ley referida al Cambio Climático, la regulación de delitos ambientales, el mejorar diversas normas técnicas que sigan el ritmo de la ciencia o se asemejen a un estándar internacional aceptable, entre otras. También resuena un fallo de la Corte Suprema respecto de doce recursos de protección presentados por la situación vivida por los habitantes de Ventana, Puchuncaví y Quinteros, siendo importante destacar que dicho tribunal ha indicado que se han dado «[…] afectaciones a tres derechos fundamentales, en particular la vida de las personas, su salud y su derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, siendo pertinente analizar su eventual vulneración en conjunto, puesto que una afectación seria de la salud, por causa de una emergencia ambiental severa, amenaza también la vida y, en todo caso, la integridad física o, cuando menos, psíquica, de las personas».

Así, les vuelvo a preguntar ¿cuál es la relevancia del medioambiente?

Un humedal urbano en el Valle del Huasco, ciudad de Vallenar.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *