Galería móvil recorrerá comunas de Atacama exhibiendo arte sobre cuatro ruedas

Galería Callejera es el nombre de una especial iniciativa que lleva el arte a puntos poco usuales para las exposiciones. En Atacama realiza por estos días una residencia llamada «Arte y Periferia/Ruta 5 Norte», la que considera una exhibición de trabajos que se llevarán a distintos puntos de Caldera, Tierra Amarilla, Copiapó y El Salvador a partir de este lunes. 

Cruzaron los 807 kilómetros que separan Copiapó de Santiago conduciendo la Galería Callejera, vehículo adaptado para poder exponer obras. Son Marianne Valeria y Pablo Rojas, quienes están ejecutando la residencia «Arte y Periferia/ Ruta 5 norte» con artistas locales para moverse por las calles de distintas comunas.

Nos regalan un tiempo y se sientan en un bar de Copiapó a conversar sobre su proyecto con Tierra Culta, una actividad que tiene sus orígenes en Santiago, y que ya el 2017 estuvo en Antofagasta, trasladándose por primera vez esta semana a Copiapó.

«El proyecto es una residencia de arte público y nuevos formatos de exposición. Partimos haciendo una convocatoria abierta a artistas de Atacama. Ya fueran oriundos o que estén viviendo acá. Son siete los que van a participar. Ellos presentaron un preproyecto que es el que van a desarrollar durante el tiempo de la residencia. En la primera parte, que es la de los días prácticos, los artistas van a trabajar en su obra en las instalaciones de Fundación Ser Humano, que nos han apañado», nos cuenta Marianne Valeria directora del proyecto.

Son tres días de residencia con trabajo colaborativo entre los artistas. Actividad que comenzó este viernes 9, para seguir el sábado 10 y domingo 11. En la fase de creación se va analizar los aspectos técnicos, discursivos y estéticos de los autores, para luego hacer una etapa de prueba al interior de la galería.

Posteriormente se desarrollarán cuatro días de exposición. En cada día exponen distintos artistas, son dos artistas por jornada desde el lunes 12 (ver afiche), los cuales recorrerán las ciudades de Caldera, Copiapó, Tierra Amarilla y El Salvador en este proyecto financiado con un Fondart Regional de Circulación Regional.

«Junto con la residencia destinada a los artistas, también hay una convocatoria especial para estudiantes y para artistas que no hayan recibido formación profesional», explica Marianne, quien agrega: «tendremos también una obra colectiva hecha por estudiantes, que todavía no sabemos qué va a pasar porque queremos que sea un grupo muy heterogéneo, en un trabajo colectivo».

Galería Callejera 

La Galería Callejera visita por primera vez la región. Esta es una iniciativa que busca llevar el arte a puntos poco usuales, deselitizar el acceso a las artes visuales y avanzar desde la autogestión. «La galería funciona desde el año 2004 en Santiago, fue una tesis que hice para titularme de artista de la Arcis, universidad que ya no existe. Desde ese momento se han desarrollado 3 tipos de galerías que han mutado. La primera la hice yo, la segunda vez se financió con un fondart que me permitió hacer una más grande con la que se podía viajar y asi llevar el arte a otros puntos de Santiago. Después me di cuenta que lo mejor era descentralizar lo que ocurre en todos lados y finalmente llegamos a la versión final que es la actual, que sí da mucha más movilidad porque es un vehículo completo», explica Pablo Rojas, director de Galería Callejera.

La primera versión fue hecha en un carro de madera que era arrastrado por un auto. La segunda era más profesional, metálica y cabían personas de pie. También se arrastraba por un vehículo. La última versión que es la de la foto destacadas y a un móvil que les permite ir a cualquier lado y visitar todo el país.

Marianne Valeria, Fundación Colectivo Tierra Amarilla.

El artista comenta que: «mi afán ha sido siempre que puedan caber todas las disciplinas dentro de la galería, y en la segunda versión se logró meter obras de teatro. Esa la tuve que vender para poder comprar esta, que sí tiene mucha más movilidad».

Han expuesto más de 200 personas, en su inmensa mayoría artistas emergentes. Salvo en algunos casos, como lo son Gonzalo Díaz, Bernardo Oyarzún y Norton Maza, quienes expusieron en La Pincoya. El trabajo de Norton Maza por ejemplo se llevó a la feria de la población.

«Queremos ocupar la calle para poder exponer, por ejemplo con el taco y los espacios públicos. Nunca hemos pedido permiso, eso va en contra de la línea editorial de la galería. La idea es tomarse el espacio público solo porque es público», destacada Pablo.

«Es reafirmar que es un espacio público y decir que puedes usarlo», nos dice Marianne

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *