Periodista chañaralino recibe premio a la mejor crónica escrita el 2015 en concurso de prensa

Christian Palma es el periodista chañaralino de 42 años que recibió el premio a la mejor crónica escrita del 2015 en el concurso periodístico “Pobre el que no Cambia de Mirada”, por la crónica que junto a la capitalina Ximena Bertín redactó bajo el título «La ciudad más amigable que sueña Chañaral».

Un reconocimiento al trabajo de este profesional que ha sido colaborador de Página 12 de Argentina, El Dínamo y El Mercurio; además de trabajar y colaborar permanente en La Tercera y La Nación. Un trabajo que en la región mantiene siendo el director del Semanario 7 Días y colaborando con Tierra Cultah.

Originario de Chañaral, y miembro de una familia conocida en la zona, lleva su trabajo al desarrollo de nuevas voces que aporten al discurso público y discusión en la zona. Sobre este y otros temas conversamos en la siguiente entrevista.

Cuéntame un poco de las características del premio 

Este es un premio que otorga una alianza denominada Comunicación y Pobreza integrada por la Fundación Superación de la Pobreza, la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales, el Hogar de Cristo y la Fundación América Solidaria. Para acceder a él, los periodistas se postulan, los instan sus editores o son seleccionados por los propios miembros de la alianza. En mi caso, no sé quién nos nominó.

La evaluación de las crónicas apunta a destacar los trabajos informativos de calidad y que -desde diversos prismas- informan a la opinión pública sobre la pobreza, la exclusión social, las reales oportunidades y ayudas que existen para superarla. Además, y a mi juicio, lo más importante, hablan sobre sus causas y consecuencias, pues de esa manera el rol del comunicador contribuye a eliminar o reducir los estigmas que caen sobre las personas ubicadas en cualquiera de los niveles de pobreza y exclusión social.

El premio “Pobre el que no Cambia de Mirada” se otorga desde 2006, ha ido ganando prestigio, debido justamente a este “cambio de mirada” al fenómeno y a las estrategias para dejarlo atrás. La verdad es que desconozco al jurado en esta versión, pero tengo entendido que  Benito Baranda, Rodrigo Jordán y la destacada periodista Alejandra Matus, son parte del concurso, que no sólo premia a las mejores crónicas escritas sino que a todas las áreas y géneros del periodismo, incluso hay un capítulo especial para las crónicas regionales.

En la crónica fuiste premiado junto a Ximena Bertín, varias voces actúan en el relato de los sueños de la comunidad chañaralina. Cuéntame un poco de las repercusiones e importancia de ese producto periodístico.

De manera personal y lo hablamos con Ximena, es un reconocimiento profesional que te da satisfacción, pero, más importante aún, es que con este logro se releva el aporte social del comunicador, rol que todos los que hacemos periodismo con cierto grado de seriedad y compromiso,  jamás debemos olvidar.

La verdad es que es lindo que te premien, pero el norte siempre debe estar enfocado en la ciudadanía y su bienestar, más si es una comunidad pobre, postergada y con carencias. Espero que las repercusiones pasen por traer nuevamente las miradas a nivel regional y nacional a Chañaral y se agilice la ayuda y la normalización del puerto que si bien muestra avances, aún está lejos de ser como era antes del 25M.

Hablar de los sueños, de las expectativas de la gente y sociabilizar todo eso, es también un llamado a la autoridad para que entienda y se sensibilice con los anhelos de personas que, en este caso, no quieren abandonar el pueblo, se han puesto de píe, van a seguir luchando por crecer, pero que necesitan un pequeño impulso para lograrlo.

¿Habías recibido reconocimientos a nivel nacional anteriormente?

palma 3En mi caso, es difícil hablar de logros personales, pues considero que se premia a todo un equipo, un editor que confió en tu tema, un medio que permitió que tu nota se leyera de manera masiva, el fotógrafo, el corrector de pruebas, etcétera. Pero la verdad es que he recibido otros premios en Chile y en el extranjero, curiosamente este mismo reconocimiento lo tuve en 2011 por la crónica “La orquesta que cambió el rostro de una escuela estigmatizada”, un colegio que dejó de ser conocido como “la escuela de la caca”, situación que mejoró de verdad la vida de sus alumnos y familiares.

Eres de Chañaral, cuéntame del interés de desarrollar periodismo independiente en la comuna. 

Hace unos dos años decidí volver a mi Atacama. Dejé una pega importante en Santiago, primero buscando la calma de mi tierra y luego para aportar a la región con lo que sé. Llevaba varios años de periodismo en la primera línea, situación que me dio las herramientas para pensar en armar un diario local. Partí en Chañaral con el primer medio periodístico electrónico de la comuna el www.semanario7dias.cl el cual pretende –y a contrapelo de las tendencias globales- llegar al papel y pronto extenderse a la región, esto con la ayuda de unos colaboradores de lujo interesados en el proyecto.

Esta iniciativa pretende devolver en parte todo lo que le debo a esta tierra. Nací en Chañaral, mi familia está allá y también grandes afectos. La idea es aportar con información al debate, al conocimiento y a demostrar que el periodismo serio y comprometido también tiene espacio en lugares pequeños. Somos independientes, no debemos favores ni a políticos, ni a
familiares, ni a empresarios, eso nos da una libertad de acción que no todos los medios tienen. El que nos lee sabe que está consumiendo un producto honesto, que no distingue entre colores, derechas o izquierdas. Pretendemos ser la voz de los que nunca son escuchados y de los miles de anónimos que tiene muchas cosas que decir, normalmente más entretenidas que las que impone el establishment.                               

¿Como chañaralino cómo ves que se ha trabajado el proceso de construcción?

Lento. El centro de Chañaral, su principal polo comercial y turístico, está muy lejos de ser lo que fue. Sucio, con locales abandonados, el edificio consistorial está que se cae. Es un lugar triste, gris, feo. Los locatarios que han logrado abrir han recibido ayuda, sí, pero ha sido principalmente gracias a su esfuerzo, a su empuje, entereza y amor por esta tierra. Yo los aplaudo. Creo que se debe trabajar más en recuperar Chañaral, en no jugar con las expectativas prometidas, desde la Presidenta Bachelet hacia abajo,  y espero que este premio, que es de toda la comunidad, aporte en algo con ello.

¿Es efectivamente participativo?

Hay un gran proyecto denominado Plan Maestro de Chañaral validado desde la Intendencia y la Municipalidad. Ellos, y no tengo porqué desconfiar de su trabajo, han basado buena parte de esta iniciativa en destacar que ha sido una labor que ha representado a toda la sociedad chañaralina,  se han enfocado en las expectativas de las personas, en conocer sus sueños y en plasmar todo ello en un documento que será trabajado por el Gobierno Regional y la alcaldía.

No ha sido fácil, los chañaralinos soñamos hace años con un pueblo mejor, con calidad de vida, seguridad ante los desastres naturales y libre de contaminación. Es mucha la información que recopilar, de hecho, creo que los resultados de este proceso están atrasados por lo mismo, pero debería estar por concluir. Ahí sabremos si realmente hubo participación efectiva, esperemos y creo que así será, o sólo fue un anuncio para la galería

Dentro de ese trabajo levantaste el proyecto Semanario 7 Días, ¿cómo contribuye a la articulación de comunidad un medio así?

Creo humildemente que sí contribuye. No había un medio de nuestras características en la comuna, con presencia en la web, en las redes sociales y en el debate incluso nacional. No había un canal de informaciones que pusiera de relieve lo que de verdad importa para el desarrollo de la provincia, no la chimuchina en que muchas veces caemos los que trabajamos en regiones. Nos hemos convertido en un medio válido, un canal entre la gente y las autoridades, entre la gente y los empresarios, entre la gente y los de siempre.

¿Hacen falta más experiencias de periodismo independiente en la región?

Por supuesto que sí. Medios como Tierra Cultah o Semanario 7D, le dan un aire nuevo a la prensa ya instalada. Al ser independientes sabes que vas a consumir verdad, otras miradas y nuevos elementos. Eso es fundamental para ampliar nuestros horizontes y la visión que tenemos de nuestro entorno. Ojalá aparezcan más medios independientes en la región y en Chile y se atrevan a innovar, a reírnos de nosotros mismos a informar y, por supuesto, a sellar un compromiso de hierro con la comunidad que cada vez necesita más herramientas para combatir la injusticia, la corrupción y el abuso. <-

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *