Astro tour en el desierto, visitando los mejores cielos del mundo en Atacama

En la siguiente crónica de viajes, conocemos la experiencia del tour astronómico que ofrece Chilitrip en el Desierto de Atacama, la zona donde ya en 1909 los astrónomos identificaban como uno de los mejores puntos del planeta para observar a simple vista los cielos nocturnos.

Por Atacama Travel / Para contratar el tour:  Chillitrip

Empieza a caer la tarde y partimos en la van de Chillitrip rumbo al llamado ‘Camino Internacional’ en la salida oriente de Copiapó. Nos cruzamos antes con la llamada Zona Cero del aluvión del 2015, tema obligado entre los integrantes del tour.

En el viaje vamos 9 personas más nuestro guía Carlos Pizarro. “Bienvenidos chicos, estamos rumbo al sector de Venado Norte, donde Atardecerhoy nos esperan varias sorpresas. Vamos a ver a simple vista y con telescopios los astros del sistema solar y el cosmos”.

Giramos a la izquierda, en el camino que lleva hacia Fiambalá, y comienza a caer el sol en el desierto. El dibujo de las siluetas de los cerros hace que uno quiera tomar fotografías inmediatamente, postales de tonos anaranjados y colinas oscuras.

Vemos el crepúsculo y viramos en un camino alternativo.  Nos detenemos. Llegan varias camionetas. “Tenemos nuestra primera sorpresa amigos”, dice nuestro guía.

Descendemos y nos encontramos con un grupo de unas 10 personas, entre ellos Carlos Araya, un joven experto en astrofografía con un gran conocimiento astronómico.

“Buenas tardes, mi nombre es Carlos y los invito a presenciar esta línea de planetas que se dio hoy”. Apuntá con un láser y sin que el sol se haya escondido todavía observamos cinco puntos brillantes en el cielo claramente perfilados en la misma dirección.

Venus“Hoy tenemos la conjunción de Venus, que está casi en el horizonte. Mercurio que es un poco más chiquito y titila. Y le siguen Júpiter, Marte y Saturno, que está ya sobre nosotros”, explica Araya.

Junto con los planetas, también se ven caras de asombro entre los asistentes del tour. Es un evento único en la vida.

Retomamos la van  y nos internamos ya en pleno desierto. Dejando atrás el camino asfaltado nos empinamos por las cuestas que llevan a Venado Norte.

Este es un cerro similar a los que evaluaron los científico del Lick Observatory de EE.UU. hace más de 100 años, cuando recorrieron en bestias de carga los cerros de Atacama para encontrar un buen lugar donde mirar las estrellas, y determinaron que los sectores cercanos a puquios, como Venado Norte, eran de los más indicados para ello.

Esta noche continuaremos su senda, no como científicos, sino como visitantes del mejor cielo nocturno del país.

La fogata

Llegamos a la cima del cerro. Bajamos y lo primero que hacen todos es mirar el cielo. El centro de la vía láctea conmueve con su nitidez. Vemos telescopios repartidos por el lugar. El contraluz de algunos astrofotógrafos que montan sus equipos en dirección a las estrellas, y un fogón en llamas.

“Ahora vamos por una velada que les tenemos preparada, aquí en Venado Norte”, dice nuestro guía que nos invita a pasar a una pequeña explanada al aire libre. Asoman los guías de Copayapu Travel, que nos saludan afectuosos.

Rápidamente el silencio del sector de Llanos de Llampos, pleno Desierto de Atacama, se transforma con el calor del fuego, las risas de

Fogata, tour astronómico Chillitrip.
Fogata, tour astronómico Chillitrip.

los turistas. Empezamos a conocernos.

Muchos son copiapinos, otros vienen de Santiago y está también Fernanda, una chica brasileña que por primera vez se interna en el desierto. Nos comenta de la sorpresa que significa haber participado del tour.

Mientras, otro turista, Jaime, saca un regalo: una tabla con distintos tipos de quesos, entre ellos trozos de queso de cabra hecho en la cordillera de Copiapó.

Compartimos té caliente, mate de coca, manzanilla, jugos de fruta y también vino, para los que tienen más frío.

Hablamos de las historias de los cielos de Atacama, los antecedentes de antiguos observatorios desaparecidos.

Alrededor de nuestros diálogos, solo están el silencio y la tranquilidad. Vemos a aparecer una luz parpadeante en el cielo. Avanza. Es un avión que está a kilómetros de distancia y aun así escuchamos claramente el ruido que emite al romper el viento.

La observación

Se apaga la fogata y desaparecen todas las luces. Lo único que se ve es una tenue luz eléctrica en medio de la nada, proveniente de la Mina Orión.

Los lásers van y vienen.

Nebulosa de la tarantula. Astrofotografía por Carlos Araya.

Es Carlos Araya, nuestro experto, que nuevamente empieza a explicarnos con un puntero verde, dónde está la Cruz del Sur, a contar espacios en el cielo para ubicar los puntos cardinales, habla de La vía Láctea, las Nubes de Magallanes, Antares, la Constelación de Escorpión, y así se van sumando elementos estelares a medida que asoman las preguntas de los viajeros.

Repasamos el cielo, son más de 3000 estrellas que se ven a simple vista desde donde estamos ubicados, según nos comenta nuestro guía de sitio.

Marcelo, uno de los turistas más entusiastas, consulta sobre todos los elementos visibles en la noche, haciendo que nuestro guía experto nutra su relato con interesantes datos.

Conocemos de cómo se forman las supernovas, agujeros negros, y sabemos de un dato inquietante: la Galaxia de Andrómeda se acerca a la Vía Láctea, para eventualmente chocar y fusionarse.

Pero estamos muy lejos de cualquier desastre. Estamos ahí, echados en mantas, observando el cielo nocturno con el calor de las brasas.

“Ahora nos vamos a mirar los astros más de cerca, síganme”, dice nuestro guía Carlos Pizarro, caminamos unos 10 pasos y nos

Nebulosa de Magallanes. Carlos Araya, astrofotógrafo.
Galaxia Molinillo del Sur. Carlos Araya, astrofotógrafo.

encontramos con un objeto blanco con fierros negros, es el telescopio dispuesto para que observemos.

Nuestro guía experto calibra el telescopio y nos pregunta algo difícil. “¿Qué prefieren ver primero, marte o júpiter?”

Votamos por Júpiter, en una elección poco usual.

Vemos a través del lente, y divisamos claramente el Gigante Gaseosos y tres de sus lunas. Una de ellas podría ser Europa, el sitio con más probabilidades de albergar vida fuera de la Tierra en nuestro sistema solar.

Siguen las preguntas.

Continuamos observando con una nitidez difícil de encontrar en otros lugares.

Seguimos con marte, y logramos divisar sus tonalidades rojizas.

Pero lo mejor está por llegar: el telescopio se calibra en dirección a Saturno. Uno tras otro, los y las turistas se sorprenden de lo nítidos que se ven sus anillos y una luna: Titán. Un satélite que posee ríos, lagos y mares de metano.

Continuamos observando el Cúmulo del joyero, vemos nítidamente sus componentes y en el centro una estrella roja, como un rubí que

Foto grupal tour. Técnica de larga exposición.
Foto grupal tour. Técnica de larga exposición.

destaca en relación a las demás.

Nos vamos

Bien entrada la noche, vemos un resplandor que asoma a nuestras espaldas, hacia la cordillera. Al principio no le damos importancia, pero a medida que crece nos preguntamos qué es.

Entonces las partes que estaban en la oscuridad del desierto, empiezan a asomar, se ven las quebradas y los detalles de la geografía desnuda de Atacama gracias a la luz pálida de la Luna que emerge entre un pequeño grupo de nubes.

El telescopio se dirige entonces en su dirección.

Sin que nadie supiera que se podía, todos los integrantes del tour empiezan a conectar sus celulares al telescopio, y por un instante se convierten en astrofotógrafos llevándose una imagen en alta definición de la luna en sus celulares.

Marcelo León, un copiapino que disfrutó del tour y un lugar para él desconocido. Se quedó con una grata sensación de exploración.

Mientras Fernanda Guabiroba, la turista brasileña del grupo, también quedó feliz con el espectáculo inesperado del cielo de Atacama.

Nos despedimos y  para finalizar nos tomamos una fotografía grupal, para recordar la experiencia de visitar uno de los mejores cielos del mundo para ver el universo.

Fogata astronómica foto Carlos Araya, Chillitrip.
Fogata astronómica foto Carlos Araya, Chillitrip.

Experiencia Chillitrip

Copayapu Travel

3 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *