Lo que dijo Ignacio Domeyko sobre Atacama en el siglo XIX ¿Estás de acuerdo con él?

Ignacio Domeyko nació en Polonia, en 1802. Tiempo después, durante un exilio en Francia, en 1838, fue contratado por el Gobierno chileno para desempeñarse como profesor de química y mineralogía en el liceo de Coquimbo, con el propósito de fomentar el desarrollo minero mediante la incorporación de tecnología y conocimientos científicos. Así, su aporte al progreso de la minería chilena se puede dividir en tres grandes líneas: el conocimiento geológico del territorio, la renovación de las técnicas de explotación minera y la formulación de nuevas leyes de fomento productivo. La validez de estas propuestas, radica en que ellas se basaron en sus continuas exploraciones y estudios en terreno de las diferentes realidades del sector minero.

Fue en ese contexto que visita la Región de Atacama, lugar del cual diría más adelante unas sentencias que bien podrían estar vigentes hasta el día de hoy. Juzgue usted:

Toda la población de esta provincia, salvo pequeñas excepciones se concentra en los dos mencionados valles de Huasco y Copiapó y gran parte de ella trabaja en las minas de plata y cobre que constituyen la principal riqueza del país, pues de la agricultura y de los oficios casi no se sabe nada, y el comercio se limita a la exportación de minerales y la importación de alimentos del sur de Chile o de productos extranjeros.”

“No fue muy grata la impresión que me causó el pueblo y sus habitantes. Por primera vez en mi vida vi lo que significa un país y una sociedad sin agricultura, sin vecinos, sin tradiciones ni ideas heredadas que vinculasen a personas, cuyo objetivo principal y exclusivo es el de enriquecerse”.

articles-98593_thumbnail

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *