Un tour por los mares del desierto: Mar de Dunas y el mar petrificado de los fósiles en Bahía Inglesa

En la siguiente nota conoceremos uno de los tours más solicitados en el último tiempo. La ruta que viaja a los puntos más interesantes del Mar de Dunas, la Mina San José y el balneario de Bahía Inglesa. Lo conocemos con un tour de nuestros amigos de Chillitrip.

Por Atacama Travel 

Iniciamos la jornada temprano. Es día sábado y ya retirándose la camanchaca a eso de las 10, aparece la van de Chillitrip. De nuevo 129_0545estamos en ruta, esta vez a repasar el patrimonio de Atacama. Nos presentamos, de Santiago y Buenos aires son esta vez los pasajeros. Nuestro guía Carlos Pizarro, nos presenta el itinerario.

Avanzamos por la carretera, saliendo hacia el norte, hacia Caldera. Viramos en el primer camino. ‘Mina San José’, anuncia un cartel rudimentario. “Saldremos de nuestro desierto medio, del clima de valle, para internarnos en el desierto absoluto, en El mar de Dunas”. Vamos en dirección a la Mina San José, por el llamado ‘Camino de los japoneses’.

El primer dato extraño es un campo de golf de arena. “Aquí las trampas son de césped, es todo al revés”; dice alguien por ahí. Se ven ciclistas dando vueltas por el sector, de fondo un cerro a la mitad: El Cerro Imán.

Observamos el Puesto 1, donde todavía están las marcas del Rally Dakar que pasó siete años por el sector. Desierto 129_0548Entre curvas, se desvanece la vegetación de los costados por completo y ya comienza la experiencia del desierto de Atacama.

Un mar de arenas y de fondo la camanchaca. Nos detenemos a un costado del camino. Bajamos a una duna. La misma que Chillitrip hacía unas semanas había limpiado con un tour de limpieza y sandboard.

Empezamos a subir en grupo, ya la arena se va colando por nuestras zapatillas, calcetas y dedos. Pero da igual, vamos subiendo a vivir el desierto. Al llegar arriba, no sin respirar agitados, vemos cómo se extienden las arenas.

En total son 335 kilómetros cuadrados de arenas los que componen el Mar de Dunas. Seis campos dunares repartidos en la Provincia de Copiapó, y una porción de esas dunas está ahora en nuestros calcetines y zapatillas. Nos reímos de la situación y seguimos subiendo por el filo de las arenas, dibujado por el viento.

“¡Hola!”, nos saludan desde lejos, arriba en la duna.

Aunque parece que estamos en medio de la nada, uno de los integrantes del grupo se encuentra con un conocido. Está con su 129_0571equipamiento de Sandboard y junto a él, hay tres personas más que aprovechan la mañana de sábado para lanzarse en sus tablas a toda velocidad. Nosotros seguimos sus pasos, nos arrojamos por la pendiente en una tabla de body board. En una experiencia soft de velocidad de arenas.

Nuestro guía nos explica las particularidades metálicas de las arenas de esta parte de Atacama, en la Provincia de Copiapó.

Nos relata cómo una duna en el Cerro Bramador, emite un misterioso sonido venido de las profundidades de sus arenas, gracias a la forma que tienen los pequeños granos de arena que dejamos caer sobre nuestras manos, y que por cierto, siguen aumentando en nuestras zapatillas.

Mina San José

Minero Jorge Galleguillos. Minero 11 de los 33. Mina San José, Atacama.
Minero Jorge Galleguillos. Minero 11 de los 33. Mina San José, Atacama.

Volvemos a la van de Chillitrip, y partimos rumbo a la Mina San José. En las orillas del camino vemos algunas flores. Son las mismas especies del desierto florido las que aparecen durante primavera, claro que en una versión diminuta. Pequeñas floraciones que asoman como guiños de vida en este paisaje parecido al del planeta Marte.

Arribamos a la Mina San José. Vemos las 33 banderas de los mineros en lo alto y grandes rocas de desmonte en los costados. Son material que sobró de la extracción que mantenía la faena cuando todavía funcionaba. Subimos al Centro de Interpretación turística y nos espera una sorpresa.

El minero 11, Jorge Galleguilos está en el lugar. Nos saluda, se presenta. Nos indica los lugares donde fueron ocurriendo los hechos desde el accidente hasta el rescate.

“¿Cómo fue el rescate, subir en la cápsula? ¿Era claustrofóbico?”, “¿Qué fue lo primero que hizo cuando salió? ¿Mucha ansiedad?”… las preguntas van apareciendo espontáneamente al tener enfrente a uno de los 33 mineros que sobrevivieron a uno de los peores accidentes mineros de Atacama y de Chile.

Jorge, siempre amable contesta las preguntas y nos invita a recorrer las instalaciones.129_0599

Con nuestro guía repasamos parte del registro audiovisual de todo el proceso de rescate, nos tomamos una fotografía con una de las cápsulas del rescate. La original, la que se usó para extraer a los mineros y los rescatistas que bajaron para la operación, está en el Museo Regional en Copiapó.

Para terminar visitamos el monumento a los 33. Hay una virgen enviada desde Fátima, Portugal. Tomamos las últimas fotografías del lugar.

Comida y fósiles

Volvemos a la van y nos internamos otra vez en el desierto. Esta vez notamos cómo cambia el clima alrededor, hay más viento, estamos más cerca de la costa, nuestra siguiente parada.

Asomamos en el balneario de Bahía Inglesa. Una temperatura agradable, el agua turquesa y una oferta de comida para todos los gustos. Nos detenemos a comer en «Frutti di mare» unas ‘Empanadas calderinas’, rellenas con pescado, además de unos ricos pasteles de jaiba, que todos coinciden “son la dosis ideal”.

129_0606Nos echamos en los asientos del local. No hay más que relajarse, salimos del desierto para llegar a la playa y disfrutar del viento.

Luego del relajo, retomamos viaje, esta vez hacia el sector de El Morro, vamos al Parque Paleontológico Los Dedos, dependiente de la Municipalidad de Caldera. Avanzamos por toda la formación Bahía Inglesa.

Se ve El Morro al final. Formación que se cree fue una isla hace millones de años. Es similar a la Isla Grande de Atacama que está un poco más al sur por esa misma zona de Caldera. Llegamos al sitio fosilero más importante de Sudamérica. Nos recibe, extrañamente un pingüino que parece una aparición espectral. Es una maqueta que nos indica cómo llegar.

Al llegar empezamos el recorrido con el relato de nuestro guía. El sendero del lugar está delimitado por piedras extrañas que parecen aglutinaciones de miles de organismos, son fósiles. Todo el parque está delimitado por éstos. Conocemos algunas réplicas de las especies que se han encontrado en el lugar. El sitio, es materia de interés para la ciencia a nivel

129_0616mundial. Las especies que podemos conocer allí tienen una data de 7 a 23 millones de años de antigüedad. Período denominado Mioceno, cuando Atacama no era un desierto, sino una zona tropical.

Se cree que el Río Copiapó en ese entonces era similar a un río caudaloso  y ancho similar al Amazonas o El Congo. Dando pie a toda clase de especies. Allí es donde la costa de Caldera era un delta pantanoso, donde convivieron muchas especies. Entre las más interesantes que se han hallado está el Megalodón. Tiburón gigante que llegó a medir 16 metros de largo.

Dejamos atrás el lugar, y terminamos la jornada compartiendo un picnic en la Playa Rocas Negras. Con el sonido de decenas de pájaros migratorios que nos acompañan mientras vemos el atardecer.

+info sobre tours: Facebook Chillitrip Oficina para contratar excursiones: Los Carrera 464 local 32 Copiapó.

129_0607129_0570 129_0597   129_0558   129_0625 129_0601

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *