El extraño esqueleto encontrado tras el terremoto de 1922 en Vallenar

El extraño esqueleto encontrado tras el terremoto de 1922 en Vallenar

“Un esqueleto estirado, con un cráneo alargado y dientes grandes, similares a un perro, además de una especie de extremidad posterior parecido a una membrana”, así se describía el esqueleto que apareció en Vallenar tras el terremoto de 1922. Un hecho rodeado de misterios, ya que se desconoce el paradero de los huesos encontrados tras el evento sismológico y que en la siguiente crónica histórica, Miguel Cáceres nos cuenta entretelones de este extraño hallazgo. 

Por Miguel Cáceres // La foto destacada en la parte de arriba es sólo de referencia, corresponde a un esqueleto canino

Como ha sido comentado en varias ocasiones por el presente autor, el terremoto del 10 de noviembre de 1922 está rodeado por una serie de mitos muy arraigados en la sociedad, los que han sido abordados en el libro “El terremoto que destruyó Atacama”, sin embargo, hay algunos misterios que continúan y hasta el momento no se cuenta con mayores detalles, como por ejemplo, la posición del cementerio indígena que apareció en un pantano cerca de Copiapó, el destino del tesoro hallado en casa de la familia Sayago o el fósil encontrado en Vallenar. No obstante, el siguiente artículo trae nuevas luces acerca de este último tema, corroborando lo poco que se conoce de este, entregando hipótesis al fenómeno y probablemente, los más relevante, una imagen del supuesto hallazgo.

Alrededor del mundo (Madrid). 24-2-1923-Secured_017

La mañana del 17 de noviembre de 1922, una semana después de ocurrido el más desastroso terremoto de Atacama, un extraño esqueleto fue hallado en los muros derrumbados de una casa de la época colonial en Vallenar. Las descripciones lo citan como un esqueleto estirado, con un cráneo alargado y dientes grandes, similares a un perro, además de una especie de extremidad posterior parecido a una membrana. Pese a la gran curiosidad que el descubrimiento provocó en los habitantes de esa ciudad, no se han hallado registros respecto a sus características y destino final.

Los mitos

La revista española “Alrededor del Mundo” de febrero de 1923, en un artículo titulado “El animal raro”, cuenta detalles desconocidos hasta la fecha acerca del origen de este extraño hallazgo.

Según historias locales compartidas a los corresponsales de esa revista por algunos vallenarinos, hace muchos años, en las inmediaciones de la Estación de Ferrocarriles, un extraño animal merodeaba el vecindario, este, emitía fuertes y agudos chillidos, provocando temor y desconcierto en los habitantes, quienes trataron de darle caza infructuosamente. Otras mencionan que un día apareció un hombre muerto con una extraña herida en la pierna, la que fue atribuida a una mordedura de este animal, el que supuestamente se movía a saltos en las oscuras noches de la ciudad. Este incidente provocó gran temor en la población, quienes evitaron a toda costa transitar después de las 0:00hrs.

A diferencia de los anteriores relatos que atribuyen un origen “(sobre)animal” al esqueleto, existe una versión distinta que menciona que este es el vestigio de un aborto maldito. Otras personas, contaron a los corresponsales que en la casa donde se encontró el esqueleto vivió una familia muy católica, en ella habitaban dos jovencitas nada mal parecidas y que un día, la mayor de ellas se enamoró de un tipo con muy malos antecedentes. Sus padres y el cura local condenaron esta relación, por lo que la niña comenzó a perder peso en forma de protesta y su rostro se demacró, lo que sentó preocupación en sus padres, quienes conversaron con el sacerdote para que aconsejara a la señorita de desistir de esa decisión y romance. Esta, amenazó con escapar de la casa a lo que el párroco respondió que sí lo hacía, una maldición caería sobre ella y sus descendientes. Finalmente, el tipo dejó a la muchacha, sus padres la acogieron nuevamente y nueve meses después, el pasado fue enterrado en aquella muralla.

Corolarilo

Lo publicado en la revista “Alrededor del Mundo” no sólo corrobora el hallazgo de un esqueleto luego del terremoto, sino que también, presenta nuevos antecedentes respecto del hallazgo, pero por otro lado, es un buen ejemplo de la repercusion mediatica que tuvo el terremoto de Vallenar de 1922 mas allá de nuestras fronteras.

A pesar del interes que se sucitó entre los habitantes de Vallenar y la revisión del esqueleto por parte de medicos de paso en esa ciudad, hasta la fecha, se desconoce la ubicación de los restos de este “animal”, tampoco, resultados de algun estudio mas acabado que haya logrado determinar su especie. El hallazgo de este esqueleto es real, no obstante, sigue estando envuelto en un halo de misterior, fue un animal?, un humanoide?, una broma antiquisima? o los restos de un aborto maldito?…sólo aquellos que lo vieron esa vez podrian contarnos. Hoy, sólo debemos contentarnos con nuestra imaginación y los reportes de la época.

Referencias

Caceres, M. 2016. El Terremoto que destruyó Atacama. Ediciones OnDemand,Santiago. 97pp

Alrededor del Mundo, 24 de febrero de 1923, nº 1.236, pp. 17-18.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>