Los organismos más extremos de Atacama viven en la cordillera y hoy se transforman en atractivo turístico

Los organismos más extremos de Atacama viven en la cordillera y hoy se transforman en atractivo turístico

Pequeños seres vivos habitan las condiciones más extremas de la Cordillera de Los Andes en Atacama. Se trata de organismos extremófilos, que en la práctica, son los habitantes más resistentes y extremos de nuestra región. Toda una biodiversidad, prácticamente desconocida, que desde la ciencia y ahora desde el turismo se está dando a conocer.

Por: Christian Palma

Mientras toda la atención de los propios habitantes y de quienes visitan Atacama está puesta, en la actualidad, en el fenómeno del desierto florido, en la Cordillera de los Andes hay otra realidad turística, quizás no tan mediática, pero igual de espectacular y con alto potencial para llegadas locales e internacionales.

Se trata del AltoAndino de Atacama, zona que poco a poco se está ganando el nombre de “Capital Sudamericana del Andinismo” y que cuenta con parajes de categoría mundial como son 16 cumbres por sobre los seis mil metros y el volcán Ojos del Salado, entre otros paisajes de inhóspita belleza.

Pero no es todo. A partir de los 3.000 metros sobre el nivel del mar (msnm) se puede observar otra maravilla muy poca conocida: una gran biodiversidad de microorganismos y una fauna endémica reconocida por lo exótica y su notable adaptación a un clima extremo. Sin ser popular, esta particularidad es altamente apetecida por turistas de intereses especiales y científicos de todas partes del mundo, sin embargo, estas fortalezas no han sido puestas en valor de manera transversal.

Por ejemplo, lugares como el salar de Pedernales y sus alrededores, la laguna Verde y la laguna del Negro Francisco, son zonas definidas como “Sitios Prioritarios para la Conservación de la Biodiversidad”. Es más, datos entregados por la Universidad de Antofagasta (UA) y su proyecto denominado “Valorización económica del Altoandino de Atacama”, indican la existencia de una potente riqueza ecosistémica asociadas a las cuencas hídricas cerradas por sobre los 3.000 MSNM, gracias a su biodiversidad en términos de microorganismos y fauna nativa.

La  iniciativa de la UA pretende desarrollar diversas estrategias para potenciar el turismo de intereses especiales y la conservación de un ecosistema considerado único, gracias a un Fondo   de   Innovación   para   la   Competitividad   del   Gobierno Regional de Atacama (FIC), que busca además identificar y evaluar la fragilidad de ecosistemas necesarios de conservar y proteger en cuanto su reserva genética microbiológica.

“Pero también queremos potenciar el uso sostenible del paisaje Altoandino como una alternativa viable e indispensable para diversificar la matriz económica, históricamente dependiente de la minería”, dice el doctor Jorge Valdés, director del proyecto.

“Al adicionar a esto la riqueza y diversidad de recursos naturales, culturales, el patrimonio histórico y arqueológico, su cercanía con el noroeste argentino y su ubicación dentro en uno de los destinos más reconocidos en el mercado internacional como es el Desierto de Atacama, tenemos un destino con fortalezas de nivel mundial”, agrega el científico.

Una de las metas para lograr superar este desafío es identificar a esta parte del Altoandino como Desierto de Atacama Sur, aprovechando los contrastes del paisajes y sus características geográficas transicionales, entre un ambiente de extrema aridez en el norte de Chile, hacia un ambiente templado que comienza a manifestarse en el centro del país.

“Esto permite contar con ventajas comparativas en cinco sectores principales: costero, los valles agrícolas, el desierto, la montaña y el desierto florido”, agrega Valdés.

El grupo de expertos de la UA está consciente que Atacama cuenta con una gran variedad de paisajes agrestes o derechamente desconocidos,DSC_0024 incluso por sus propios habitantes como sus lagunas cordilleranas, salares y ríos, que si bien han aumentado la llegada de turistas, necesita un trabajo más intenso de promoción y mejorar la calidad de los servicios ofrecidos para llegar al Altoandino si se quiere lograr la excelencia.

En ese escenario, el proyecto también buscará implementar un modelo de negocios para el desarrollo turístico, la capacitación en turismo científico, ecológico y de aventura en el Altoandino que involucre a los operadores turísticos, hoteles y servicios públicos, la generación de material de apoyo y la generación de instrumentos de difusión a nivel nacional e internacional de la oferta turística de Atacama.

Según el presidente de la Asociación de Turismo de Atacama (ATA) Ercio Mettifogo, “otro punto interesante de esta iniciativa es la calidad de las imágenes del material de apoyo para promover el Altoandino, así como las filmaciones de aéreas georeferenciadas. Todo este material se convertirá en un libro trilingüe que difundirá las bellezas del sector a través de los operadores turísticos locales, además de reportajes televisión que consolidará un relato homogéneo”.

Junto a ello se hará una campaña de evaluación del potencial de aplicación biotecnológica de comunidades bacterianas altoandinas en la Universidad de Antofagasta, un documental de difusión y la impresión de manuales y guías de campo para operadores turísticos.

DSC_0061

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>